07 abril 2008

Sesenta + ocho

LINEAS EN EL CIELO


Leí cosas, las relaté y hubo quien se percató. Era un libro de Rulfo -ni más ni menos-. Pero esto carece de importancia- es más bien pedancia-.
Sentado, junto a un gin tonic, en terraza de explosión.
Complejo libro…palabras claras sin embargo.
Hubo quien me lo recordó más tarde.

El viejo, cruzado de piernas, miraba al viento como si adivinara la llegada de unas lluvias que martirizarían mi vida por el resto de la semana. Me miró, y con mueca clara, lo dejó entrever.
Creo que mi gesto quedó fruncido y triste por unos instantes porque en ese momento fue Locuelo quien visitó mi mano con aire complaciente.

En un viejo ramal, al oeste de mi mirar, un pájaro verde cantaba a los árboles en flor. En sus nidos, los pequeños piaban al hambre y en el cielo, dos líneas rectas llamaron mi atención.
El viejo se acercó por mi espalda y me susurró al oído “ Lo que ves es la línea del presente y del futuro”.

El pájaro negro no retiraba su mirar; de ladín, dio dos pasos de pájaro hacia su derecha y sentó su cuerpo sobre el alféizar.
Miré de nuevo esas extrañas líneas sobre el todavía cielo azul y me pregunté…

-El qué?-
-Eso ya es personal-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Entre todos lo mataron, y el sólo se murió.

Anonimaaaaaaaaa

kakan dijo...

jajajajajjaja más enigmáticos no por favor... los comentarios por lo menos me gustaría entenderlos...

Anonima mía...

Anónimo dijo...

Pues esta bien claro, pero si quieres te lo explico, haciendo las palabras de Rulfo mías: "hay que esperar que él muera..""no puedo, .. si puedes... no puedo... no puedo jaaaarrllll"

¿Necesitas Mas?

LittleDoll

kakan dijo...

jajajajaja buena memoria... madre mía!