28 enero 2008

Diez

SIN IMPERTINENCIAS!



Por aquel entonces guardaba en mi biblioteca libros de aprendizaje en las artes.
-Qué artes?-
-Todas. Escuchad anda-
Me encontré al viejo con uno de ellos en sus manos. Quise averiguar cual era acercándome con sigilo por su espalda. En ese momento y, sin darse siquiera la vuelta, me dijo:
-Olvida la impertinencia del sigilo, con una pregunta bastaba-
Me quedé a cuadros- es un decir claro-.
-Así que fueron sus primeros palabros enlazados-
-Así es-
-Y el pájaro? Aún permanecía en la ventana?-
Lo del pájaro no es casual. Me explicaré. El pájaro era un enviado de la muerte- o así lo interprete yo por las palabras de mi invitado-.
-De ahí su color negro y su mirar de ladín?-
-Eso ya no lo se. Interpretaciones sosegadas nos llevarían a ello. Ese mirar constante pero despistado nos daría a entender que estaba a la espera de algo pero que no tenía prisa. El color negro por otra parte siempre se ha identificado a la muerte si bien es cierto que también es considerado el color de la elegancia-.
-Entonces, consideraste como nosotros esa opción?-
-Sigamos con el libro por favor-
Martes.

No hay comentarios: