16 enero 2008

Capítulo 202

¿PERO DONDE?


-Está muerto ya?-
Eso parece, no se mueve-
-Deberíamos llamar al médico para confirmar-
-Pues no es por rimar pero es que el médico no está-
-No rima-
-También es verdad-
-Y sabe dios donde está el médico?-
-Hay quien dice que muerto-
-Pues tendríamos que poner la oreja sobre el pecho-
-Y para qué quieres arrancarle la oreja?-
-La suya no hombre, la nuestra-
-Arrancarnos la oreja? Yo no pienso-
-Desde luego que no piensas-

Maese, tumbado en el diván, inerte y rígido pues todavía faltaba su muerte certificar.
Y en ello que llegó Padre Prior con su nuevo bastón. Y a los presentes una canción de amor les cantó.
Locuelo, despistado y con antifaz por el horror, dio unos pasos de baile para dejar al muerto y pasar al recibidor.
Y todos cantaron de alegría delante del muerto pues
el bastón contenía la cabeza de un galimatías.

-Esta muerto. Que lo entierren-
Y todos festejaron el buen tino de Padre Prior.
Y todos al camposanto corrieron sin estupor.

-¿Pero sabe alguien donde está el médico?-

2 comentarios:

Noah dijo...

Este me ha encantado! Lo voy a imprimir y me lo comeré, como en los viejos tiempos ;o)

kakan dijo...

Dios mío, te comes el papel?
Pensaba que "mis" lectores debían de estar un poco locos para leerme pero de ahí a comerse el papel... o se... pues... que te siente bien y... gracias por el comentario.
Y si es por los viejos tiempos... no puedes ser mas que una persona... que comía papel y le gustaba desmayarse por capricho y maldad de una hermana que tengo.