04 noviembre 2008

Capítulo 34

El LOBO

Salió el sol... y detrás del pizarrín, Adolfo, espachurrado.

Una casa en el campo, perdida más allá de un poblado de lo más rupestre. 

Una nevera llena de yogures variados y, quizá, algún que otro actimel.

Un vago, un ocioso y algún que otro que no para de trabajar.

Parejas y solteros, solteros y amores.

Perdidos en un ir y venir de casuales, juegos y risiones.

La risión de nuevo a colación - menos mal-

Un pajariko en la rama del pasado

Recordé entonces una alikas, una sonrisa.

Un cordero, una vaca y un lobo.

Quién fuera lobo!!!

Quién fuera pájaro...

No hay comentarios: