03 septiembre 2009

INVENTOR

Flipero tenía un cerdo ahorradero. 

Era de antaño-como los antiguos sí-. Con su ranura en el lomo, con la cara de felicidad en su rostro.

Cola en redondel y pelusillas de adorno.

Flipero era así, convencido.

-E inventor- masculló un hombre de edad incierta y color espacial.

Extraño hombre.

Inventaba besos; El último, y por ello el más reciente, el platamuak.

Beso de índole saborío platanil.

Flipero era convencido, inventor y camastrón.

-Camastrón?.-

Sí, eso lodejaremos para otro día...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado sobre todo lo del cerdo jajaja ponlo gordito!

kakan dijo...

El cerdo parece que se está alimentando a conciencia... agusto está calentito en casa.